Mi heroico caballero

Tengo el vicio de fantasear
de llevarme a escenarios irreales
de sentarme a imaginar
y crear, crear, sin límites.

No recuerdo cuando empezó
esta manía mía
de vivir viviendo
el guión de una novela.

oh! que viajes, que trama y comedia,
que delicia ver a otros
haciendo lo que yo deseaba,
en mi corto cinematográfico.

Pero que duro y desalentador,
era tomar la mano de ese caballero
heroico y romántico,
verlo a los ojos y darme cuenta que era otro.

Que siempre era otro
el dueño de mi corazón.
ese otro que sólo puede vivir en mis deseos
profundos e intensos.

Cada día en mi soledad,
Caía en los brazos cual doncella
en mi fantasía,
esa que jamás se hizo realidad.

Katherin Löwenthal
Limasol, 07/07/20

0 comentarios